Conclusiones 20222022-03-18T12:55:15+00:00

II Encuentro online de médicos humanistas

El arte de curar

CONCLUSIONES

Rescatar la palabra

El altruismo nos ayuda a luchar contra el dolor
Boris Cyrulnik

El pasado 19 de febrero celebramos el II Encuentro online de médicos humanistas con el título El arte de curar, un evento en el que participaron casi doscientas personas, tanto del ámbito sanitario como pacientes.

Fueron unas intensas horas en las que todos los participantes nos centramos en la palabra. En la necesidad de rescatar la palabra en el mundo de la medicina, porque la palabra es la herramienta más compleja y sutil que haya creado jamás la especie humana y el medicamento más potente del que disponemos los médicos.

Es sabido, que los estudiantes de medicina aprenden cinco mil palabras nuevas en el primer año de carrera. Palabras cuyo origen y significado en su mayoría desconocen. Y habitualmente no les enseñan que la palabra médico está relacionada lingüísticamente con las palabras modestia y meditación. Lo que puede explicar cómo se desarrolla su formación.

Según transcurren sus años de formación, los médicos se apropian de una jerga y lenguaje intimidantes, lo que junto a una escasa formación en habilidades y técnicas de comunicación y en emociones llevan a la pérdida progresiva de su capacidad para la compasión. Y con ello, desaparecen el diálogo y el monólogo interno, ese hombre que siempre va conmigo que diría Machado.

Las prisas en la atención a los pacientes, la tecnología que desnuda de contenido la relación humana, la medicina defensiva y el empleo del móvil y el ordenador de modo permanente han conseguido que la mirada, la sonrisa y la palabra estén en peligro en la relación que desde la antigua Grecia se establecía entre paciente y médico.

Arnau de Vilanova, médico renovador de las enseñanzas médicas.

El doctor Pere Gascón, oncólogo con amplia experiencia clínica, docente e investigadora y una de las más destacadas figuras de la oncología integrativa en nuestro país introdujo la sesión con una interesante aproximación a la vida y obra de uno de los médicos más importantes que ha dado nuestro país.

Le considero un aprendiz de Paracelso en busca del reencuentro de la medicina científica y humanística. Utiliza una fórmula que es capaz de mezclar en cada acto médico la philia (amor por el paciente y el arte de curar) el logos (razón, conocimiento, investigación) y el eros (impulso a perfeccionar la naturaleza).

Desfilaron en su presentación ante los asistentes personajes clave en la historia de la medicina y la ciencia, como Hipócrates, Galeno, Avicena o Paracelso para llegar al protagonista, un médico del siglo XIII viajero, políglota y polifacético.

Ejerció la medicina y la enseñanza en Montpellier. Pero fue también astrólogo, filósofo, embajador y teólogo. Entre sus pacientes se contaban reyes y papas, y como otros grandes científicos a través de la historia tuvo que enfrentarse a la Inquisición.

Defendió el empirismo frente a la especulación y practicó un tipo de medicina centrada en el paciente. Publicó varios libros algunos de los cuales fueron de gran difusión como Regimen Sanitatis ad regum Aragonum y fue autor de cientos de aforismos como el que dice: “Para curar enfermedades hay necesidad de medicinas convenientes, ejercicios y placeres”.

Quedó en el aire de los asistentes la necesidad de un nuevo movimiento hipocrático en pleno siglo XXI.

Las cualidades de un buen médico

La médica de familia Fuensanta Montañés es de esas personas valientes capaces de desaprender para formarse en diferentes técnicas terapéuticas que le ayuden a buscar su lugar y ser útil a sus pacientes.

Pudimos aprender de ella, y con ella que en cada encuentro el médico se sienta frente a un paciente con su personalidad, pensamiento, emociones, cuerpo físico, sistema familiar, situación social y espiritualidad en un contexto terrenal y universal histórico.

Y para ser de ayuda es preciso acudir al encuentro cargado de presencia, humildad, compasión, excelencia y coherencia. Cinco cualidades que parten del autoconocimiento y de la práctica de recursos terapéuticos para la transformación como mindfulness, Gestalt, eneagrama, PNL,PNI, coaching, metáforas, cuentos, películas, libros, etcétera.

Recursos, que a mayor número y profundidad en sus conocimientos nos hacen más humildes, presentes y competentes. Valores añadidos clínicos y personales que desafortunadamente la oficialidad critica y desprecia, mientras los pacientes agradecen.

Para ella, la relación médico-paciente es el encuentro de una conciencia con una confianza.

Humanización de la sanidad: la transformación de la realidad.

El médico intensivista Gabi Heras, autor del libro En primera línea, escrito en plena pandemia, se define a sí mismo como un tipo normal con un proyecto. Pero no es un proyecto cualquiera, porque se trata de humanizar los hospitales y las Unidades de Cuidados Intensivos.

En los últimos ocho años ha difundido su proyecto por todo el mundo a través de una idea clave: el centro de la atención sanitaria deben ser el paciente y su familia.

Con un estricto método científico (sin método no hay paraíso, dice) y una gran capacidad de organización ha liderado un proyecto con siete líneas de trabajo y tres líneas de investigación convencido de que los hospitales son lugares poco hospitalarios.

Este darse cuenta de le ha conducido a poner en marcha acciones que pretenden humanizar lo humano a través de una humanidad compartida.

En definitiva, Gabi es un médico que ha sabido entender como pocos que en los hospitales la gente se muere de hambre de piel.

Además de la idea hay que pasar a la acción, porque la acción que es la clave del éxito. Por ello, el Proyecto Huci se expande como un mar que baña las costas de todos los países e inunda los corazones de aquellos que hacen del altruismo su bandera.

Empoderamiento en salud, más allá de las palabras

La doctora Sari Arponen es una médico internista y divulgadora de éxito que lucha por un cambio de paradigma hacia una medicina más lenta.

Conseguir la autonomía de los pacientes y una capacidad de toma de decisiones razonadas y compartidas debería ser el objetivo de todo buen médico.

Para ello, es preciso, en primer lugar, creer firmemente en la utilidad de este empeño y en la necesidad de que todo paciente se responsabilice de su salud.

Venimos de una práctica de la medicina autoritaria y paternalista, por lo que el cambio a una práctica basada en la autonomía no es fácil. Por ello, solo desde el apoyo de los profesionales sanitarios, la información apropiada y las habilidades adquiridas por familiares y pacientes y la participación de la comunidad se podrá lograr.

La doctora Arponen propuso cinco niveles más uno para el empoderamiento en salud de modo progresivo, recordó el decálogo del Foro Europeo de Pacientes para el empoderamiento y concluyó con una propuesta de medicina lenta compuesta por el triángulo de respeto, justicia y sobriedad en la práctica clínica.

Es una manera de entender que no sólo se trata de curar con palabras, sino de curar y de cuidar las palabras mismas que se relacionan con la curación.

La búsqueda de la salud: el viaje de un paciente

La jornada terminó con las interesantes aportaciones de un paciente que es como Arnau de Vilanova polifacético.

El Mago More es una especie de Panoramix o más bien Panomorix que hizo su residencia MIR (mago interno residente) en el bosque telúrico de la basílica de San Vicente en su Ávila natal.

En la compleja composición de los ingredientes de la marmita que prepara cada día están presentes siempre el humor, el optimismo, la sensatez y el amor. Con ellos vence obstáculos y crea la magia poliédrica (cómo es él) que cristaliza en los demás mediante la risa, la acción, el deporte, el conocimiento, la humanización, el altruismo y el empoderamiento del paciente.

De ese modo, con sus palabras se cerró el círculo virtuoso que compartimos la mañana del diecinueve de febrero y que esperamos repetir y mejorar en muchas ediciones más.

José Ignacio Torres *

* Médico de Familia y escritor. Presentador y moderador del II Encuentro online de médicos humanistas.

LEER MÁS

Conferencias 2022

PODCAST EN SINTONÍA

Escuchar todos los podcast

BLOG DEL PACIENTE HUMANISTA

Esta es una sección que hemos creado para ti, paciente humanista. Queremos que nos cuentes tu historia, el camino que has transitado para llegar a tomar las riendas de tu propia salud, de qué manera eres parte activa de tu proceso de curación y el tipo de vínculos que has conseguido tejer con tu médico o profesional sanitario. Te invitamos a escribir tu testimonio para que otros pacientes descubran que ellos también pueden ser los protagonistas de su propia salud, y que existen profesionales dispuestos a acompañarlos.

Queremos que este foro del paciente de voz a todos aquellos a los que la medicina humanista os trata como queréis ser tratados, y nos lo contéis. Estamos deseando leeros.

Agradecimiento

En Barcelona, en el Torrent de les Flors, estaba la Dra. Isabel, que con su atención ya te sentías un 90 % sanada. Deseo agradecer a doctores y doctoras como ella la gran labor que hacen. Mi salud y la de mi hija pequeña, se la debo en gran medida a esta gran profesional. También agradezco el vídeo TED del doctor Garzón.  

‘Decidir la manera en qué quiero ser tratada’

Hace algo más de un año que tuve una picada de garrapata. Algo anecdótico a lo que le resté importancia, pero fue a partir de entonces que empecé a sufrir una serie de síntomas poco comunes y también empezó mi peregrinación desesperada por numerosos especialistas y salas de urgencia, buscando una explicación y una solución a mis síntomas. Algunos especialistas consideraron que yo no tenía ningún problema de salud y otros con un tratamiento antibiótico dieron por concluido su protocolo ...

‘Hay molestias de salud que no te matan, pero no te permiten vivir bien’

Mi marido padece desde hace años una enfermedad degenerativa y con él empecé a visitar médicos con una visión global de la salud en Barcelona. Hace unos años yo misma comencé a sentirme mal. Acudí a la medicina convencional y me realizaron una sería de analíticas y pruebas, pero me decían que todo estaba bien. Sin embargo, tenía muchas molestias, que no te matan, pero tampoco te permiten vivir bien. Entonces fui consciente de que la solución a estos contratiempos ...

Ver todas las historias
Ir a Arriba