Project Description

Fuensanta Montañés

Soy médico de familia y trabajo en un centro de Atención Primaria en Badalona, en el sector público de salud. Soy licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Zaragoza, lugar donde también me formé como residente en el hospital Miguel Servet.

Soy hija, nieta y tataranieta de médicos por lo que mi vocación viene de lejos y desde muy pequeña sabía que mi camino era la medicina. Ya durante la carrera y posteriormente en mis primeros años de práctica clínica me di cuenta de que mi interés no era tanto la vertiente científica en el proceso de curación como el interés que sentía por el Ser Humano y el proceso de cómo llega a desequilibrarse hasta producirse la enfermedad.

En estos primeros años de tratar con los pacientes comencé a ser consciente de cómo todas las partes del Ser Humano estaban interconectadas, me di cuenta de como las emociones, los pensamientos, las creencias, los valores, las vivencias, las lealtades al sistema familiar, el entorno sociocultural, la espiritualidad, las crisis personales afectaban a la salud física y al desarrollo de enfermedades.

Yo sentía que esta visión de la medicina era incompatible con trabajar en un sistema desbordado, desgastado, deshumanizado, protocolario y con una gran carencia de recursos y esto me llevaba a vivir la medicina con frustración y sensación de incoherencia, situación que al final desembocó en una crisis personal y vocacional.

Gracias a ella inicie un proceso de autoconocimiento y de aprendizaje de recursos que me ayudasen a ser coherente conmigo y a darle un sentido a la medicina que practicaba. Me formé en terapia Gestalt y en psicología de los Eneatipos en el programa SAT de Claudio Naranjo. Practicioner y Master en PNL, Master en Coaching con PNL, Training en Mindfulnes ( MBSR, MSC), Formación en Constelaciones Familiares, Hipnosis Eriksoniana y actualmente estoy realizando formación en PNI clínica.

Contactar con todas estas formaciones me han permitido darme cuenta de cómo soy, responsabilizarme de lo que me corresponde, gestionar mis propias emociones, y de forma paralela adquirir herramientas para ayudar a otros a recorrer el mismo camino con un respeto profundo por el Ser Humano, por el enfermo y por su enfermedad acompañándolo en el camino de la sanación que no siempre implica una curación de la enfermedad.